Cómo evitar infecciones urinarias | Impacto!

Cómo evitar infecciones urinarias

Cómo evitar infecciones urinarias

Expertos aconsejan qué podemos hacer para prevenirlas.

Con solo romper algunos hábitos cotidianos puedes prevenir esa molesta infección en la vejiga.

Tener una infección urinaria es como estar en el mismísimo infierno por la sensación de ardor, dolor, sangrado y unas insaciables ganas de orinar cada dos segundos.

Si jamás has tenido que soportar esta molestia, te decimos: ¡la vida ha sido maravillosa contigo!, pero no por ello debes descuidarte y no estar alerta.

Según un Informe del Instituto Nacional de Salud en Estados Unidos, entre el 40% y 50% de las mujeres ha experimentado o experimentará alguna vez en su vida una IVU (Infección Vaginal Urinaria). Ahora bien, si ya la tuviste, estás aún más en riesgo de volver a tenerla.

Pero tranquila, la buena noticia es que, con solo romper algunos hábitos cotidianos puedes prevenir esa molesta infección en la vejiga.

Ropa interior de algodón. Para una salud genital óptima, los ginecólogos recomiendan ropa interior que en la parte de la entrepierna sea de algodón. Además debe ajustarse adecuadamente porque una talla muy pequeña y apretada puede arrastrar bacterias de atrás hacia adelante y crear una infección.

Y por lo mismo se recomienda dormir sin ropa interior, para permitir que tu zona íntima respire mejor de noche.

Lubricante durante el sexo. Aunque al lubricante se le atribuyan solamente beneficios de placer, realmente puede ayudar a prevenir una infección, ya que reduce el riesgo de microabrasiones o cortes que pueden ocurrir por la fricción del sexo y causar una infección.

Elimina los jabones con fragancias. El truco está en evitar aquellos que contengan demasiada fragancia. El mismo principio aplica para los detergentes y productos que uses durante la menstruación, aseguran los expertos.

La glicerina es uno de los ingredientes específicos que debes evitar ya que aumenta el riesgo de contraer una infección vaginal.

No aguantes las ganas, si tienes que orinar… ¡ve! A veces aguantamos las ganas de ir al baño por pereza o por pena, pero los expertos destacan la importancia de orinar regularmente.

Antes y después de “hacerlo”, haz. Orinar después de haber tenido sexo es casi “de ley” si quieres reducir el riesgo de una infección, ya que limpias tu uretra de cualquier bacteria. Y aunque es una estrategia que muchas ponen en práctica, olvidan hacerlo también antes de tener sexo.

Mucha agua. Tomar suficiente agua todos los días es la mejor manera de mantener el sistema urinario limpio evitando la concentración de la orina. Y si ya tienes los síntomas, evita la cafeína para no irritar más la vejiga.

No olvides consultar con tu ginecólogo cualquier cosa extraordinaria que notes allá abajo.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: