California encabeza batalla contra cambio climático | Impacto!

California encabeza batalla contra cambio climático

California encabeza batalla contra cambio climático

La decisión de Donald Trump de renunciar al acuerdo de París causó muchas críticas

Se ha dedicado en la última década a cortar drásticamente sus emisiones de carbono cada año.

California asume la bandera estadounidense de la batalla contra el cambio climático con su gobernador Jerry Brown al frente, con una agenda que arranca en China para una reunión centrada en temas medioambientales.

No había terminado el presidente Donald Trump de anunciar que EE. UU. abandonaba el histórico acuerdo de París, cuando Brown ya condenaba esa polémica decisión y anunciaba su empeño en seguir promoviendo ambiciosas políticas en el área.

“Trump ha escogido un curso absolutamente errado. Está errado en los hechos… en la ciencia”, zanjó el gobernador antes de lanzarse el viernes a un viaje de una semana en China.

“California resistirá a este loco y equivocado curso de acción”, insistió Brown, de 79 años, aplaudido por su defensa de causas medioambientales. “Trump es un ‘AWOL’ [en jerga militar, ausente sin permiso, ndlr.], pero California está en el campo de batalla, lista para luchar”.

Al anunciar el jueves la salida de Estados Unidos del acuerdo de París, Trump dijo que su gobierno estaba dispuesto a negociar un nuevo entendimiento relativo al clima.

Pero por ahora, expertos consultados por la AFP coinciden en que el poderoso estado de California, con la sexta mayor economía del mundo, fue escogido para representar al país en el ámbito internacional dada sus agresivas políticas en temas climáticos.

“California ha tenido una historia extraordinaria liderando el camino en el cambio climático, especialmente en políticas de regulación: tiene el objetivo climático más ambicioso en Estados Unidos”, destacó Cara Horowitz, directiva del instituto Emmett de cambio climático y medio ambiente de la universidad UCLA.

“Ha servido, de alguna manera, como faro de cordura para Estados Unidos y el mundo en temas climáticos”, destacó.

California asume el compromiso por la lucha contra el cambio climático.

A la vanguardia

Aunque tiene uno de los peores niveles de contaminación del aire en el país, California se ha dedicado en la última década a cortar drásticamente sus emisiones de carbono cada año.

Se ha comprometido a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a los niveles de 1990 para 2020 y 40% menos para 2030.

Tiene además sus propios estándares para vehículos -más exigentes que las regulaciones federales- que han seguido más de otra docena de estados.

Ha sido un gran propulsor del uso de energía solar y de carros eléctricos: tiene la mayor flota de vehículos de cero emisiones del país.

Los analistas consideran que estas políticas, que han inspirado al resto del país e inclusive a otros países, como China, coloca a California en una posición privilegiada para seguir liderando los esfuerzos contra el calentamiento global.

“De alguna manera, siempre estuvo liderando, y el gobernador, a fuerza de voluntad y pasión, continuará acelerando este trabajo”, estimó Evan Gillespie, director adjunto del Sierra Club, que vigila el programa de energía limpia del estado.

Para Gillespie, no hay vuelta atrás para California en su cruzada verde, luego de una larga lucha contra sus gigantescos niveles de contaminación.

“El ímpetu de estas políticas está metido en nuestra economía, que el camino es un futuro más limpio. Creo que el costo [de echar atrás las actuales políticas] es demasiado alto, no solo en una perspectiva climática y económica”, indicó.

Los expertos consultados también destacaron que pese a la decisión “teatral” de Trump de retirarse del acuerdo de París, firmado en 2015 por todos los países del planeta menos Nicaragua y Siria, los estados y ciudades estadounidenses podrán tomar sus propias decisiones en esta materia.

“El mundo estará viendo ahora a California, China, la Unión Europea y otros que estén dispuestos a tomar la posta del liderazgo. California está ciertamente en la vanguardia de las políticas climáticas de Estados Unidos y hay tremenda voluntad política de seguir ejerciendo ese papel”, indicó Horowitz.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: