Bono 14, una puerta de entrada para los cibercriminales | Impacto!

Bono 14, una puerta de entrada para los cibercriminales

Bono 14, una puerta de entrada para los cibercriminales

No hay duda de que el cibercrimen va en aumento y los malos actores están constantemente al acecho de los usuarios. En la primera mitad de 2020, los ataques de seguridad informática lograron exponer 36 mil millones de registros, es decir, datos de las personas.

Los ataques son cada vez más extensos y aprovechan cualquier situación. Por ejemplo: las campañas de vacunación en Europa, las elecciones en EE.UU. o bien las fechas como el pago del Bono 14 en Guatemala.

Particularmente en Guatemala, durante el mes de julio se incrementará el consumo en miles de millones de quetzales gracias al Bono 14. Con este aumento, también se proyecta un incremento del transacciones dentro del comercio digital; considerando que en 2021 la mayoría de las transacciones de los comercios se han trasladado al canal electrónico.

“Las compras y los momentos donde hay más dinero circulando son uno de los espacios favoritos de los ciberdelincuentes. Es por eso que los usuarios deben extremar la precaución y proteger sus datos, que son el objetivo principal”, dijo Ángel Salazar, gerente general de Soluciones Seguras Guatemala.

Uno de los métodos más populares para el robo de datos es el phishing, es decir, un correo electrónico creado por un hacker en el que se hace pasar por otra persona o empresa. En muchos casos, llegan a suplantar la identidad de un sitio de comercio electrónico y crear un sitio falso. Otra opción que utilizan los ciberdelincuentes es la de enviar emails con ofertas que redirigen a webs falsas que roban los datos personales y bancarios del usuario.

Para evitar ser la próxima víctima de los cibercriminales durante este mes, Soluciones Seguras da una serie de consejos:

  • Sospechar de las ofertas excesivamente buenas: Muchas veces llegan ofertas falsas que afirman ser exclusivas o de tiempo limitado que intentan persuadir para que el usuario caiga en su anzuelo y le facilite los datos bancarios. Lo más sensato es desconfiar directamente de aquellas ofertas que parecen imposibles.
  • Evitar abrir emails de emisores desconocidos. Antes de abrir cualquier mensaje en el correo electrónico, el usuario debe ver de dónde procede. También conviene prestar especial atención por si hay algo extraño en la dirección como letras mal ordenadas.
  • Utilizar plataformas intermediarias de pago: Existen herramientas como PayPal en donde se crea una cuenta y se puede registrar datos de tarjetas de crédito, cuentas bancarias, entre otros. A través de estas plataformas es posible realizar una transacción en línea sin tener que registrar su tarjeta en el sitio web donde realizará su compra.
  • Utilizar contraseñas seguras: Como norma, una buena contraseña tiene al menos 12 caracteres que incluyen números, letras mayúsculas y símbolos. Es importante proteger todos los equipos con contraseña, autenticación de varios factores e identificación de huella digital y no compartir las contraseñas con nadie.
  • “No existe una sola forma de garantizar que estamos protegidos del robo de datos, pero sí podemos ser proactivos, tomar medidas y disminuir el riesgo. Aunado a estas acciones es importante acompañar con tecnología de punta y actualizada que pueda evitar un fraude o engaño. Una vez que la información es robada, estará en la web por mucho tiempo y en muchas casos es imposible de recuperar”, finaliza Salazar.

Te puede interesar:

 

Ataques a dispositivos móviles la pandemia del internet

COMENTARIOS