Barguil extiende la fiesta gala; Quintana y Contador renacen | Impacto!

Barguil extiende la fiesta gala; Quintana y Contador renacen

Barguil extiende la fiesta gala; Quintana y Contador renacen

El francés mostró su calidad, mientras que el italiano Fabio Aru mantiene el liderato

El sábado se disputa la decimocuarta etapa, de 181,5 kilómetros, entre Blagnac y Rodez.

Francia celebró por todo lo alto el 14 de julio, su fiesta nacional, con la victoria de Warren Barguil, líder de la clasificación de la montaña, en la decimotercera etapa del Tour, la segunda en Pirineos, este viernes en Foix, donde renacieron el colombiano Nairo Quintana y el español Alberto Contador, segundo y tercero en la etapa.

Barguil (Sunweb), que dio a Francia la cuarta victoria en este Tour, Quintana (Movistar) y Contador (Trek Segafredo) formaban parte de un cuarteto de escapados que completaba otro español, Mikel Landa (Sky), en una etapa pirenaica de 101 km entre Saint Girons y Foix, con tres puertos de primera categoría, en que el italiano Fabio Aru (Astana) conservó su maillot amarillo de líder.

Aru y el británico Chris Froome (Sky), segundo en la general, entraron en un grupo de seis ciclistas, a 1 minuto y 48 segundos de los escapados, en el que también estaba el francés Romain Bardet (AG2R) y el colombiano Rigoberto Urán (Cannondale), tercero y cuarto en la general.

Nueve segundos antes de este grupo de favoritos, habían llegado el británico Simon Yates y el irlandés Daniel Martin, quinto y sexto en la etapa.

De este modo, Aru sigue con una ventaja de 6 segundos sobre Froome, 25 respecto a Bardet y 35 sobre Urán, después que el jurado de la carrera anulara la sanción de 20 segundos de penalización con que había sido castigado la víspera por avituallamiento antirreglamentario.

Los grandes beneficiados de la jornada fueron Landa, que es ahora quinto en la general, a 1 minuto y 9 segundos de Aru, y Quintana, que aunque sigue octavo, está a 2 minutos y 7 segundos.

“Siempre hemos luchado, hemos estado y la calidad no se pierde de la noche a la mañana. Siempre estamos presentes y dejando huella”, afirmó Quintana.

El líder Aru sabe que tendrá que estar pendiente ahora de Nairo.

“Dado que estaba atrás en la clasificación, tenía que intentar algo. Ahora lo vigilaré más”, dijo el italiano respecto al colombiano.

Ahora, el potente equipo Sky tiene dos bazas en la general, Froome y Landa.

“Tenemos mucha fe en Mikel. Creo que hoy mostró que es una amenaza real por el título en París”, dijo Froome.

También Contador volvió a renacer, aunque es décimo en la general a 5 minutos y 22 segundos.

Aunque el gran triunfador fue Barguil.

“Estaba muy bien de piernas”, señaló Barguil, en su primera victoria en el Tour, después de haber sido segundo e otra etapa de montaña, el domingo pasado en Chambery, cuando hubo que recurrir a la foto-finish para proclamar vencedor de Rigoberto Urán.

Fabio Aru (der.) mantiene en su poder el suéter de líder.

Barguil en forma

“Disfruto como nunca en la bici, atacando como cuando era amateur”, añadió el ciclista bretón de 25 años, que es decimoquinto en la general, a 14 minutos y 5 segundos.

Los primeros protagonistas de la jornada fueron Landa y Contador, que atacaron en el ascenso al primero de los tres puertos de primera categoría, el Col de Latrape, a poco más de 70 km de la meta.

Con ellos se mantuvo Barguil, hasta el inicio del segundo puerto, el Col d’Agnes. Nairo Quintana atacó a su vez en el ascenso a ese segundo puerto, y con el colombiano quedaron el polaco Michal Kwitkowski y los franceses Barguil, que había quedado descolgado de Contador y Landa.

El polaco se quedaría en la ascensión al último puerto, el Mur de Peguere.

Quintana y Barguil alcanzaron a Landa y Contador poco antes de la cima de ese último puerto, con lo que el francés, líder de la clasificación de la montaña, coronó en primera posición.

Urán lograría abrir distancias en el descenso del último puerto de la jornada, a unos 10 km de la meta de Foix, pero sería alcanzado tres kilómetros más tarde.

“Una etapa que se sabía dura y explosiva. En esta etapas cortas suelen pasar cosas. Se intentó en la bajada, pero no daba para hacer diferencias”, dijo Urán.

El sábado se disputa la decimocuarta etapa, de 181,5 kilómetros, entre Blagnac y Rodez, que termina con una pequeña subida de 570 metros con un 9,6% de pendiente.

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: