Ataron a su hija a una silla y tuvieron sexo delante de ella | Impacto!

Ataron a su hija a una silla y tuvieron sexo delante de ella

Ataron a su hija a una silla y tuvieron sexo delante de ella

Los padres también amenazaban a la niña con agresiones físicas si intentaba marcharse.

La víctima de 7 años era castigada con duchas de agua fría y golpes.

Un juzgado Penal de Palma condenó a una pareja española a penas de un año y medio de prisión por haber atado a una de sus hijas a una silla con el objetivo de que la menor viera cómo sus dos progenitores mantenían relaciones sexuales.

Los padres también amenazaban a la niña con agresiones físicas si intentaba marcharse.

El padre, además, castigaba en ocasiones a su hija dándole duchas de agua fría y golpeándola. Según la Fiscalía, la madre habría tenido conocimiento de esos castigos físicos, pero no habría hecho nada por impedirlos. Los hechos ahora juzgados tuvieron lugar en 2015 en el domicilio familiar, ubicado en Palma. La víctima tenía entonces siete años de edad.

El hombre, de 32 años, y la mujer, de 30 años, fueron condenados a las citadas penas de un año y medio de cárcel por un delito de maltrato habitual. Además, la juez impuso a ambos, multas de 1.440 euros por los delitos de exhibicionismo y provocación sexual.

El hombre deberá pagar otros 1.440 euros, por un delito de exhibición de material pornográfico, en concreto, por haber enseñado a su hija imágenes de contenido sexual a través de una videoconsola.

Ese último delito tuvo lugar en abril de 2015, cuando la niña ya estaba viviendo con otros familiares. El padre fue a visitar a su hija un día y le entregó una videoconsola diciéndole que contenía fotografías de perritos. Sin embargo, entre las imágenes había también vídeos de la madre desnuda practicando sexo oral o fotografías de genitales masculinos.

La sentencia dictada el pasado martes por la magistrada ya es firme, después de que todas las partes personadas hubieran alcanzado previamente un acuerdo.

En esta causa, la juez tuvo en cuenta para los procesados la circunstancia atenuante de reparación del daño como muy cualificada, al haber indemnizado ya el hombre y la mujer a su hija con 1.500 euros en total.

Los dos condenados no entrarán en principio en la cárcel, siempre y cuando no cometan ningún otro delito en tres años y acudan además a un curso de educación sexual.

La víctima sigue en la actualidad un tratamiento psicoterapéutico por el maltrato recibido en su casa. Por otro lado, la menor y su hermana se encuentran en estos momentos bajo tutela del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) del Consell de Mallorca y viven con unos familiares.

Tal vez le interese leer…

Aumentan capturas por tenencia de pornografía infantil

COMENTARIOS