Aprende a quitar el moho | Impacto!

Aprende a quitar el moho

Aprende a quitar el moho

Con esta pequeña pero útil guía, verás que todo tiene solución.

Cuando hay presencia de moho en ciertos artículos de nuestra casa, generalmente terminamos tirándolos a la basura, porque según nosotras… ¡ya no tienen remedio”.

El “fastidioso” y “oloroso” moho, es producido por diversos tipos de hongos, y crece en casi cualquier superficie gracias a un alto nivel de humedad.

Lo ideal es evitar que el moho aparezca. Como medida preventiva, elimina cualquier fuente de humedad. Ayúdate poniendo bolsas extractoras de humedad dentro de los clósets, cajones y cuartos cerrados, también dejando que el aire ventile por toda la casa todos los días, por lo menos una hora al día.

¿Apareció moho en tu ropa, zapatos, paredes y demás?, tranquila, aquí te damos algunos tips que te ayudarán a combatirlo.

En la ropa…
Lava en agua caliente mezclada con: cloro, bórax, bicarbonato, vinagre o detergentes especiales para moho, (escoge una sola opción), después deja secar al sol; el calor del sol y sus rayos, matan el moho.

En zapatos…
Retira las manchas con un cepillo seco y de cerdas suaves. Después moja un paño con una mezcla de agua y vinagre en partes iguales y frota los zapatos, deja secar a la luz directa del sol. Otra mezcla que también funciona es alcohol y agua.

En el colchón…
Mezcla alcohol con agua tibia, con esta solución humedece un paño y frota la mancha, después enjuaga con otro paño solo con agua, una vez hayas quitado la mancha. Seca el colchón directamente en la luz solar, al final, rocía un desinfectante por todo el colchón para matar esporas restantes y deja otro tiempo más para que seque bien.

En madera…
Limpia con un trapo o esponja suave utilizando una mezcla de agua y detergente, abre las ventanas para que el aire ayude a secar.

En metales…
El metal no se debe limpiar con cloro, lo mejor es utilizar vinagre. Pon vinagre en una botella de spray, rocía toda la superficie y deja reposar sin miedo al olor, ya que este se disipará cuando se seque.

En paredes…
Cloro diluido en agua caliente y combinado con una buena refregada con un cepillo de alta resistencia, harán mucho por tu pared, no olvides después ventilar lo más que puedas para un mejor secado.

Nota: Lo mejor será siempre dejar secar todo y mientras las posibilidades lo permitan, con bastante ventilación y a la luz directa del sol.

 

 

 

 

 

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0
DISQUS: