Abusó de 200 bebés y niños, fue condenado y ahora murió apuñalado en prisión | Impacto!

Abusó de 200 bebés y niños, fue condenado y ahora murió apuñalado en prisión

Abusó de 200 bebés y niños, fue condenado y ahora murió apuñalado en prisión

El pedófilo británico había recibido 22 cadenas perpetuas después de admitir 71 delitos "sin precedentes y excepcionales" contra niños de entre seis meses y 12 años.

Richard Huckle admitió 71 delitos "sin precedentes y excepcionales" contra niños de entre seis meses y 12 años de 2006 a 2014.

Un pedófilo británico, que atacó y abusó de hasta 200 bebés y niños de Malasia, y compartió imágenes de sus crímenes en la dark web (Internet oscura), fue asesinado en prisión.

Richard Huckle, fotógrafo de Ashford en Kent (Inglaterra), recibió 22 cadenas perpetuas después de admitir 71 delitos “sin precedentes y excepcionales” contra niños de entre seis meses y 12 años de 2006 a 2014. El joven de 33 años, a quien se le ordenó cumplir un mínimo de 25 años, fue encontrado muerto en la prisión de Full Sutton en North Yorkshire este domingo.

La policía de Humberside dijo que habían iniciado una investigación sobre su muerte. “Nos llamaron poco después de las 12:30 p.m. [el domingo] informando que un hombre había muerto en la prisión“, dijo una portavoz. “La policía de Humberside está trabajando en estrecha colaboración con el Servicio de Prisiones para investigar la muerte de un recluso y en este momento la estamos calificando de sospechosa“.

El Servicio de Prisiones confirmó la identidad del recluso muerto, pero dijo que sería inapropiado hacer más comentarios mientras se lleva a cabo una investigación policial. El periódico The Guardian entiende que la muerte de Huckle está siendo tratada como un asesinato y los informes sugieren que fue apuñalado en su celda con un cuchillo improvisado.

Huckle se hizo pasar por profesor de inglés y filántropo en comunidades cristianas pobres en Kuala Lumpur. Algunos de los 23 niños identificados en los cargos fueron abusados ​​durante años, incluido uno desde los tres años hasta los diez.

Originalmente enfrentó 91 cargos, pero los investigadores creían que el número de sus víctimas era mucho mayor, ya que encontraron un libro mayor y una tarjeta de puntuación en su computadora en la que Huckle se otorgó marcas por diferentes tipos de abuso de 191 niñas y niños.

Su catálogo de abusos se remontaba a cuando tenía 19 años y pasaba un año sabático enseñando en el sudeste asiático. Tenía 30 años cuando fue encarcelado en 2016.

Condenando a Huckle, el juez Peter Rook QC le dijo: “Su comportamiento ofensivo se arraigó en su vida cotidiana. Su vida giraba en torno a sus actividades sexuales con niños pequeños. Sus creencias distorsionadas con respecto a los niños están profundamente arraigadas. Tu autoengaño no tiene límites“.

Su arresto se produjo después de que los investigadores australianos que rastreaban las actividades de otro pedófilo que dirigía un sitio de abuso infantil en la dark web notaron que Huckle era un usuario prolífico del sitio. Fue arrestado en el aeropuerto de Gatwick por funcionarios de la Agencia Nacional del Crimen cuando regresó a casa para Navidad en 2014. Huckle inicialmente se declaró inocente de los 91 cargos, luego gradualmente admitió 71 cargos.

Rook dijo que la conducta de Huckle parecía estar aumentando en el momento en que fue atrapado. El tribunal escuchó que quería crear una “guía Wiki paedo [abreviatura de paedophile; pedófilo, en inglés]”. “Esto se encontró en su computadora portátil, junto con 20.000 imágenes obscenas y un libro de contabilidad “paedopoints [puntos pedófilos]”, un juego que ideó otorgándose diferentes puntos por 15 niveles diferentes de depravación en los niños, que calificó de “básico” a “hardcore”, y que también escribió en un sitio web pedófilo.

Se negó a entregar contraseñas cifradas a archivos ocultos en su computadora, lo que llevó a Rook a concluir que Huckle no mostró “remordimiento genuino”, a pesar de una carta de disculpa que escribió a las familias de sus víctimas y al gobierno de Malasia.

Los padres de Huckle vendieron la casa familiar y desaparecieron poco después de su arresto. Su cuñada le dijo a Sky News: “Ninguno de su familia hablará de él. Ninguno de nosotros quiere volver a ver a Richard.

Full Sutton es una de las cárceles de mayor seguridad de Gran Bretaña, con capacidad para aproximadamente 558 prisioneros de categoría A y B masculinos. En 2011, el asesino de niños Colin Hatch fue estrangulado en la prisión. Su asesino, Damien Fowkes, de 36 años, fue encarcelado por homicidio involuntario.

Tal vez le interese leer…

Mujer tomaba fotos a su sobrina de 7 años desnuda y las vendía a pedófilos

COMENTARIOS